martes, 23 de abril de 2013

Viñedos del Contino Blanco 2010.


Del ocho de Marzo de 2013 data mi entrada sobre el Contino blanco 2009. En esta ocasión traigo al blog la cata de la edición de añada 2010 de idéntica etiqueta, que pude disfrutar en los momentos previos a una charla para los alumnos de la Escuela de Hostelería de Leioa, que compartí con el enólogo Jesús Madrazo. Quién me conoce bien sabe que no soy hombre de falsos peloteos. Dicho lo cuál debo significar que compartir una conferencia con un hombre de vino como Chus Madrazo es toda una experiencia, sobre todo por las explicaciones que da en torno a su modus operandi y al concepto ordenado y claro que enarbola a la hora de narrar cual es el alma del vino, desde el campo hata la bodega.
La composición varietal de esta añada 2010 del blanco de Contino se fundamenta en un aporte mayoritario de viura, con un veinte por ciento de garnacha blanca y un diez por ciento de malvasía.
Se fermenta parte en depósito de acero inoxidable y parte en madera, lugar este en donde permanece durante un periodo de cinco meses antes de regresar a depósito.
Afirmo que siendo una de las niñas mimadas de Jesús, su progresión es evidente. Me ha gustado más esta añada que la precedente, más hechuras, más empaque, mayor complejidad y estructura.
Color amarillo pálido con algunos reflejos acerados y otros verdosos tenues. Brillo y limpieza, estética óptica de pureza.
Aromas primarios en donde la fruta cítrica y algunos guiños de fruta blanca con hueso aparecen tímidos en el inicio de la aproximación, apuntala en segunda instancia tonos de frutos de cáscara, piñones y almendra fresca. Punta suave de levaduras. Ya en el final de la fase nasal encuentro tonos de firme mineralidad, algún tono salino no demasiado marcado.
Boca que muestra en la entrada buen tono de dulzor, pronto socorrido por una más intensa línea de acidez, frescura elegante y prolongada. Amplitud y textura untuosa, y sobre todo un punto suculento de amargor que aparece en las encías y lengua y que da esa seña de empaque de la que hablaba en el inicio. Buena retronasal, en donde junto a limón, albaricoque y pera, descubro esencias de flores blancas y amarillas, algunos contenidos herbáceos y de nuevo la sabrosa mineralidad, con sapidez y profunda elegancia final.
Califico esta añada 2010 del blanco entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario