viernes, 12 de abril de 2013

Solabal Muñarrate 2012.


El cuatro de Julio de 2012 escribí en una entrada de este blog sobre la añada 2011 del vino blanco Solabal Muñarrate. Un vino de untuosa textura, con cierta sapidez y mineralidad como epílogo de cata. Llega el presente y me dispongo a comentar las impresiones personales sobre esta edición de añada 2012, que mantiene la fusión vínica de viura y malvasía blanca, con idénticas condiciones de vinificado que la añada anterior, pero como es lógico con diferentes características en función de los factores climáticos y funcionales que dan personalidad a cada cosecha.
Puedo adelantar que me gustó más el año 2011, ya que a mi juicio mostraba mayor equilibrio y sobre todo mejores dosis de calma expresiva.
Veo en esta añada 2012 cierta brusquedad en la línea de acidez, y puede que un verdor altanero que impacta en el paladar.
Color amarillo pajizo con reflejos verdosos, nariz que muestra señas de buena fruta, con puntos cítricos y señales herbáceas.
La boca tiene una entrada en donde domina la frescura, manteniendo un dominio de fruta, con ciertas aristas en el paso, textura medio untuosa, con una llegada al paladar en donde prevalece la fruta sobre un lecho vegetal. Retronasal cítrica, con notas de manzana verde y limón, dejando en segunda fila recuerdos de hinojo.
Califico esta añada 2012 entre aprobado y recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario