jueves, 25 de abril de 2013

Roda Reserva 2008.


Durante la celebración del evento Carnaval del Vino, celebrado en el Hotel Los Agustinos de Haro, meses atrás; pude catar esta nueva añada del Roda.
Edición 2008 que catalogo como un vino que precisa más evolución en botella, al menos para lograr las glorias a las que Roda nos tiene acostumbrados. En principio y como avance de papila parabólica puedo afirmar que esta conjunción varietal mayoritaria en tempranillo, noventa por ciento; con un cuatro por ciento de garnacha y un seis por ciento de graciano, tiene una crianza de dieciseis meses en barrica de roble francés, cincuenta por ciento nuevas y la otra mitad de un uso. Veinte meses de afinado en botella, antes de salir al mercado.
Copa parada que exhibe un color rojo picota con reflejos grana.
Nariz que trae recuerdos plenos de buena fruta roja madura, acompasada por una segunda fila de cacao, ebanistería fina y especiados livianos, no marcados en exceso.
Aromas de fruta predominantes, con la madera siempre por detrás.
Boca que comienza con la fruta roja marcando su tono de dulzor, la acidez aparece domada al principio pero a medida que el vino avanza va enseñando largura en el frescor, administrando con paciencia el paso, buen volumen y longitud, buena seña de persistencia.
La retronasal descubre que estamos delante de un vino que puede guardarse durante al menos dos años más para terminar de disfrutarlo en toda su extensión.
Porque el frescor del marchamo de la fruta roja, ciruelas, frambuesas y grosellas; nos da un atisbo de lozanía, que pide un punto más de doma, más madurez. La madera queda bien integrada, con puntos especiados de pimienta, balsámicos, algunas flores rojas y un final de cacao suave que se junta con una seña de sabrosa sapidez.
Lo dicho, de momento lo califico entre recomendable y muy recomendable, pero estoy convencido que guardando una botella y descorchándola en dos ó tres años, esta añada 2008 será especial, en cuanto a elegancia y carácter. Lo veremos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario