sábado, 27 de abril de 2013

Bodegas Trus Krel Crianza 2009.


Con doce meses de envejecido en barricas de madera de roble francés, se presenta este monovarietal de tempranillo elaborado por Bodegas Trus y acogido a la denominación Ribera del Duero.
Etiqueta rompedora, de esas que no pasan desapercibidas, cuestión esta que en próximas entradas, he pensado que me dará espacio para uno de mis artículos.
Es un vino cómodo, con franqueza varietal como virtud, puede que algo corto en el final, pero con momentos de buena intensidad a lo largo y ancho de la cata.
Color rojo picota con reflejos violáceos, buena intención de densidad estética en copa parada.
La nariz aparece marcada con un punto frutal muy intenso en lo aromático, dejando para segunda línea una resuelta marca de madera, con suaves tostados y algunos especiados amables.
Boca carnosa, con buena concentración de dulzor frutal en el inicio, es espaciado, con los taninos rollizos y golosos, siempre la fruta marcando huella de identidad.
Media alta persistencia, con la retronasal que aparece con señas frutales, cerezas, arándanos y un punto cítrico que me recuerda a sandía, aunque con menor potencia que las anteriores marcas.
Madera, ebanistería y un tostado menor.
Pierde fuerza en el final, pero aún y así me resulta sincero y rotundo en cuanto a expresión frutal.
Lo califico en esta añada 2009 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario