viernes, 26 de abril de 2013

Bodegas Mitarte Mazuelo 2008 y Primeur 2011.



Agradezco la cordialidad de los hombres de vino. Sin duda Ignacio Gil Orive me ha parecido un hombre que, cuando atraviesas el marco de la puerta de la bodega que dirige, se muestra cordial, se expresa con garantías y deja claro que en este mundo de la cultura vitivinícola no todo se escribe con altisonantes etiquetas ó nombres de campanillas.
Mitarte defiende su cuota de mercado con vinos serios, muy dotados de lo que yo llamo vinosidad, elaborados como productos francos, recios y de gran firmeza. Catar de barricas junto a él me confirmó lo que ya sabía cuando días antes caté algunas de las muestras que me habían enviado. Los vinos de Mitarte tienen personalidad. Y eso, amigos míos, es ya mucho decir.
Cuando caté la añada 2011 en primeur de su monovarietal de mazuelo, uva que suele denominarse cariñena en otras zonas geográficas, aprecié en perspectiva y en compañía de mi mujer y mi suegro, las virtudes colorantes de esta uva y su alta concentración habitual en azúcares.
Magnífica coloración densa y violácea, con estética pulposa, intensa.
Nariz que defiende frutas negras frescas y alguna huella de fruta roja, con puntos aún breves que dejan huella de pétalos de flores violetas. Hay arándanos y moras, y un punto firme de cerezas y frambuesas por detrás de las primeras. Buen potencial de frescura en el perfume.
Boca aún sin terminar, con carnosidad, pulposidad, lozanía, potencia, intensidad e intención.
Astringencia natural, con punto de dulzor, sugerente alma de fruta y caballo trotón en el recorrido. Envuelve, le queda afinarse, pero afirmo que será una añada palpitante, plena de frescura, que tendrá escolta floral y es probable que especiada, seguro que bien equilibrada, manteniendo y en eso no tengo duda alguna, un sello de frutos negros maduros. Una añada que será plena e intensa cuando el vino termine de hacerse. La califico en primeur como muy recomendable con visos de un futuro de mayor gloria, un vino a seguir de cerca en esta añada.
Respecto a la añada 2008 del Mitarte Mazuelo, escenifica un color rojo picota con reflejos purpúreos, brillo y limpieza. Nariz que muestra sensaciones de frutos rojos y negros maduros, algúna nota especiada de buena suavidad, flores rojas y apuntes balsámicos periféricos.
La boca da sensaciones de plenitud frutal desde el inicio, buena línea de acidez, alcohol bien integrado, ofrece momentos de buena intensidad. Taninos sabrosos y golosos, bien pulidos. Muy buena persistencia, tiene gozosa estructura. Retronasal que repite fruta roja y negra madura, con flores más marcadas que en el perfume, y un fondo en donde aprecio puntos medios de resinas y regaliz. Amplio y muy agradecido.
Califico la añada 2008 del Mitarte Mazuelo entre muy recomendable y más que muy recomendable. Su hermano de 2011 probablemente le superará. Lo veremos, amigo Ignacio. Me juego algo a que sí.

2 comentarios:

  1. Me impresionó lo de "caballo trotón en el recorrido". Una innovación en la descripción del Mitarte Mazuelo. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Quise poner ese símbolo para expresar una elevada sensación de potencia Un abrazo

    ResponderEliminar