sábado, 13 de abril de 2013

Altos de Inurrieta Reserva 2008.


Agradezco a Tomás Antoñana su envío desinteresado de muestras, una de las cuales, este Altos de Inurrieta Reserva 2008; me dispongo a comentar. Estamos delante de un vino elaborado con una conjunción vínica de las varietales cabernet sauvignon y merlot, con crianza de quince meses en barricas de madera de roble francés Allier.
Vino que en copa parada exhibe un color apicotado con reflejos grana. Nariz en donde aprecio sensaciones al principio un poco cerradas que se van abriendo hacia francas notas de fruta roja madura, con puntos de naturaleza silvestre, y un guiño esmerado a tabaco.
La boca se inicia con buen tono, armando la línea de acidez con bastante prolongación, notas lácticas en el contacto con el paladar, siendo los taninos golosos y firmes, con una textura de calidez. Buena seña de persistencia, con la retronasal más expresiva que la fase nasal, apareciendo junto a una buena nota frutal, especiados suaves, puntos balsámicos ligeros, esencias vegetales y un fondo que abunda en lácticos.
Un vino cómodo, que precisa cierta dosis de paciencia tras el descorche y que en esta añada 2008 merece la calificación de entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario