viernes, 19 de abril de 2013

Adegas Terras Gauda 2011.


Mi agradecimiento a los responsables de la bodega gallega Terras Gauda por su desinteresado envío de tres muestras de este vino blanco en edición de añada 2011, elaborado con las varietales albariño, loureiro y caiño blanco, con frutos procedentes de las cepas del legendario Valle de O Rosal, zona más meridional de Galicia, con clara influencia atlántica y temperaturas suaves que conceden un paisaje casi tropical.
En copa parada muestra un color amarillo pálido con buena estampa de brillo y genial escultura de limpieza estética. Nariz que difunde recuerdos plenos y muy variados de fruta, con presencia de cítricos, pera de agua, piña, y un punto de lima, uniendose este último con señas de flores blancas, azahar y naranjo, con motivos finales de bosque primaveral y resinas.
Muy buena y equilibrado equilibrio aromático.
Boca jugosa, plena en carnosidad, con recorrido untuoso y cítrico, dando señales de golosidad en el contacto con el paladar. Es un vino con claro perfil comercial, pero escalando un peldaño más en cuanto a personalidad, al menos en esta añada 2011. Aterciopelado aunque eléctrico, suave pero intenso. Llena la boca y muestra una retronasal en la que se exhiben tonos frutales cítricos, flores blancas y amarillas, resinas y algunos anisados ligeros y lo que me parece, ya al final; un tono de albaricoque realmente mágico y que sorprende por su espontaneidad.
De esos vinos que terminas con la botella de una sentada.
Califico esta añada 2011 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario