Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 22, 2012

Château Le Sartre Blanc 2009-Rouge 2008 /Decanter.

Propiedad de la familia Perrin, de Carbonnieux; Château Le Sartre es un dominio localizado muy cerca de tres grandes : Malartic-Lagraviere, Domaine de Chevalier y Château de Fieuzal.
David Chateau es el enólogo responsable de estos vinos, surgido del aprendizaje de los maestros Christophe Roumier e Isabelle Dutartre, el primero ejerciente en Chambolle-Musigny y la segunda en Oregon.
El Château Le Sartre Rouge 2008 formado por cabernet sauvignon y merlot, creo recordar que en una proporción de 60-40; es un vino estiloso, con gama cromática apicotada oscura y reflejos violáceos. Nariz marcada por notas de frutas rojas, grosellas; y un ligero tono ahumado. Fácil en su entrada en boca, manda buenas señas de acidez que contrastan rápido con el dulzor de la fruta, un tanto apagado este; llegando a unos taninos que parecen bien pulidos. Siendo un vino cómodo, creo que aún precisa de algún tiempo de guarda en botella. A buen seguro ganará en un año. Retronasal que llega marcada por más fruta…

La Croix de Carbonnieux Rouge 2009 /Decanter.

La Croix de Carbonnieux puede entenderse como un segundo vino de château, que los Perrin bautizaron tomando como base el símbolo de la cruz con la ese que los antiguos monjes benedictinos, propietarios fundadores del dominio; usaban como distintivo. Es un vino rouge que tiene un hermano blanc, aunque este último no estaba presente en Decanter Fine Wine Encounter 2011. Desconozco los motivos.
Del presente vino puedo decir que es cómodo, no espectacular, fácil de beber, tal vez un poco justo en cuanto a acidez y tanicidad, fino y con la cabernet sauvignon pisando con meridiana claridad por encima de cualquier otra variedad. No me entusiasmó, pero al menos puedo afirmar que es un vino correcto.
Apicotado más ó menos oscuro, con reflejos cereza, manda señales aromáticas de fruta roja y negra, y un fondo ahumado bastante placentero. La nariz es simple pero correcta. Lo que defrauda un poco es la boca, sobre todo porque la acidez no deslumbra, se muestra con timidez, y los taninos se exhib…

Visita a Bodegas Marqués de Arviza (III).

Son muchas las bodegas que tienen entre los vinos que elaboran un buque insignia, un vino con escarapela propia que marca el estilo y la personalidad del dominio, de cara al exterior, y principalmente al consumidor final. En Marqués de Arviza ese imaginario título lo representa El Tractor, un vendimia seleccionada, con producción numerada y limitada, que se construye sobre los cimientos de las varietales tempranillo, (75%) y graciano (25%).
El fruto se recoge en las parcelas Los Olmos y La Muela, mediando una primera maceración que dura catorce días, con dos remontados diarios durante los ocho primeros, para después reducir y acabar con un remontado suave cada dos días. Fermentación maloláctica en barrica. La crianza se lleva a buen término en barricas nuevas de roble francés (90%) y roble americano (10%), durante un periodo de catorce meses, con trasiegos cada seis meses.
Se me presentó la oportunidad de catar, ya en casa y con la calma por montera; este El Tractor 2007.
Me puse en …

Visita a Bodegas Marqués de Arviza (II).

Isabel Cuevas fue desgranando poco a poco cada fase, cada hueco, cada rincón de nuestra visita, durante la que pudimos ver desde la máquina despalilladora, hasta los depósitos, las barricas y botelleros, e incluso cabe decirlo en una bodega de este estilo; las telerañas intocables que suelen rodear las más ancianas maderas y los techos más inalcanzables.
Marqués de Arviza nos enseñó que el pasado del vino de Rioja, de sus laboriosas gentes, es el cimiento en el que reposan presente y futuro, algo que nunca debemos olvidar.
Y después llegó el instante que todo catador espera cuando visita una bodega, el que se refiere a la cata y disfrute de sus vinos, siendo en este caso además momento de opípara comida que sentó como agua de mayo a nuestros, para entonces, ansiosos estómagos. Isabel nos condujo al comedor de la bodega, un coqueto rincón en el que pudimos disfrutar de un buen yantar, además de saborear el Reserva 2005, que me resultó un buen vino de color picota oscuro con reflejos vi…

Visita a Bodegas Marqués de Arviza (I).

Localizada en el barrio de bodegas San Cristobal de Fuenmayor se encuentra la bodega Marqués de Arviza, que he tenido la suerte de visitar en compañía de mi familia, y gracias a la amable invitación de Isabel Cuevas, que ejerce su trabajo con una cercana simpatía y una predisposición a resultar perfecta anfitriona.
El edificio principal de la bodega Marqués de Arviza está levantado sobre sus cimientos con una estructura de piedra y presenta una fachada simple pero muy coqueta, al estilo de los edificios que en esa zona de La Rioja contienen antiguos calados. Y en efecto, Arviza los tiene, y presume de ellos con todo el derecho al orgullo de poseerlos. De hecho sus vetustas pero firmes instalaciones datan de 1874, siendo los calados obra de los siglos dieciseis y diecisiete, fechas que le convierten en una de las más antiguas de la denominación.
Los calados sirven de comunicación subterránea entre dos edificios situados uno frente al otro. Aunque la bodega sufrió tiempo atrás un gran …

Château Carbonnieux /Decanter.

Los cimientos de Château Carbonnieux fueron levantados en el siglo XIV, en plena Guerra de los Cien Años, y fue propiedad de los monjes benedictinos que ocupaban la cercana Abadía de Sainte-Croix. Tras esta vinculación religiosa, época en la que ya existían viñedos en la propiedad; fue el Hospicio de Burdeos quién se hizo con la tutela del dominio, pasando después a manos de la familia Ferron. En 1741 los monjes benedictinos de Sainte-Croix volvieron a adquirir la propiedad, tomándola en un deplorable estado de conservación. Los religiosos se ponen manos a la obra y además de recuperar su buen estado, plantan viñedo, alcanzando la gloria y logrando incluso vender su vino en el extranjero.
Tras pasar por varias manos, fue la familia Perrin, actual propietaria; quién la adquiere en 1956.
Con noventa hectáreas de viñedo, Château Carbonnieux es en la actualidad uno de los dominios más grandes de Burdeos.
Philibert Perrin fue el encargado de atenderme durante mi visita a la mesa de cata q…

Esterházy Wein Beerenauslese 2009-Trockenbeerenauslese 2009 /Decanter.

Vinos blancos dulces del Burgenland austriaco, ó lo que es lo mismo parada obligada en mi largo devenir entre las mesas de cata del Decanter Fine Wine Encounter 2011. Esterházy Weingut me había demostrado a esas alturas una maravillosa condición respecto a sus vinos tintos, y a prori catar los blancos dulces era casi como una necesidad.
El Beerenauslese 2009 elaborado a partir de una fusión varietal de scheurebe y traminer, dando un colorido amarillo dorado brillante con una vía nasal repleta de recuerdos melosos y de frutos secos, y una boca plena en donde acidez y dulzor bailan un vals, resultando equilibrado, firme y complejo. Es untuoso, y de la cremosidad hace estandarte hasta resultar persistente en alto grado. Postgusto que define una sensación de frutos secos navideños, orejones; y que matiza con más miel y almendras.
Muy recomendable.
El Trockenbeerenauslese 2009 realizado a partir de una fusión de las variedades Chardonnay y Welschriesling, maceración de frutos, por cierto …

Esterházy Wein Follig Blaufränkisch 2009 /Decanter.

La varietal Blaufränkisch, también nombrada como Lemberger; es originaria de la zona de Limberg Maissau en Lower Austria. El ampelógrafo Sebastian Helbling afirma que esta uva ya se cultivaba en esa región austriaca en el siglo diez, y la bautiza usando términos históricos como Schwarze Fränkische. En la actualidad es la segunda variedad tinta en importancia dentro del país, siendo Mittelburgenland la zona donde más abunda.
Esterházy Weingut le dedica este monovarietal, con frutos surgidos del paraje Follig, y una vinificación que incluye maceración durante dieciocho días, fermentación en depósitos de madera y un envejecido de catorce meses en barricas de roble.
Me encuentro un vino sorprendente, mejor dicho apasionante. Color picota oscuro con reflejos violáceos, dando después paso a una nariz donde reina la fruta negra madura alineada con un tono especiado que se complementa con ebanistería. Buen equilibrio en la prueba aromática. Boca que sugiere densidad y concentración, con unos …

Pedro Martínez Alesanco Crianza 2008.

Ochenta por ciento tempranillo y veinte por ciento restante garnacha forman la base varietal de este crianza que envejece en barricas de madera durante catorce meses y que se afina durante doce meses adicionales en botella. Pedro Martínez Alesanco pasa por ser una bodega innovadora en métodos de investigación relacionados con el viñedo, destacando entre otras apuestas por el deshojado precoz de las viñas y por la recuperación de la variedad maturana tinta, como valor enológico de la Denominación Rioja.
Me sitúo delante de un vino apicotado limpio con reflejos violáceos, nariz que descubre fruta roja madura, ciruelas; con notas de tostados y especiados, dejando clara la presencia de madera. Nariz muy tradicional al estilo habitual de Rioja. En boca comienza con ese punto ligero de dulzor que certifica la esencia frutal, destacando luego por una punta de acidez que sin resultar viva en exceso, sirve al menos para catalogar el vino como correcto. Tanicidad pulida, y recorrido agradable.…

Bodegas Muga /Decanter.

Para alguién como yo, que se inició en este mundo maravilloso del vino, bebiendo de las fuentes que desde las riojanas bodegas de Haro fluyen para gozo de los aficionados al buen beber, el nombre de Muga es algo parecido a un símbolo. Un icono que demuestra al mundo que la calidad del vino guarda estrecha relación con el trabajo bien hecho y con la producción limitada, prescindiendo de la masiva elaboración y poniendo por encima el trabajo a pie de viñedo, la cuidada selección de la fruta y esa madera que tan presente está en el devenir de la bodega y que tan bien se integra habitualmente en todos sus vinos. Si de algo puede presumir Muga, aparte de su espléndida torre, es de saber armar los vinos con elegancia, casta y variedad.
A Dios pongo por testigo que Muga casi siempre me lo pone fácil cuando me acerco a catar uno de sus vinos. Y esa facilidad tiene que ver, sin duda alguna, con la exquisitez en sus propuestas, añada tras añada.
Para un catador, dispuesto a sacar lo mejor y lo…

Domaines Schlumberger Grand Cru Kitterlé 2007 /Decanter.

Caramba con la parcela Kitterle, viñedo de veintiseis hectáreas, de las cuáles veinte pertenecen a Domaines Schlumberger. Y digo caramba porque la finca en cuestión lleva dando uva desde que los padres jesuítas de Ensisheim la cultivaban en 1782. De hecho desde 1830 se produce vino con el nombre Kitterle impreso en las botellas. Rendimientos bajos en suelo arenoso, con una vendimia manual y presionado de racimos, que fermentan en depósitos con control de temperatura. La crianza se realiza con un tope máximo de ocho meses. La variedad pinot gris enseña un color amarillo limón con reflejos verdosos, brillo y limpieza cromática. Nariz muy tropical, inmensa en sensaciones de lichis y mango, con rasgos de jengibre. Aromática correcta y muy atractiva. Boca que al principio juega al despiste, tal vez demasiado juego de potencial alcohólico, aunque a medida que transcurre la cata va domándose, mostrando un buen nivel de acidez, que le da fuerza y agarre. Buena persistencia, en grado medio. R…

Domaines Schlumberger Vendanges Tardivés Cuvée Christine 2006 /Decanter.

Monovarietal de Gewurztraminer, con el carismático sello de las vendimias tardías. Llega desde la Alsacia de San Argobasto y Santa Odilia, para endulzarnos unos minutos de nuestro paseo por las mesas de cata del Decanter Fine Wine Encounter.
Domaines Schlumberger presume de terroir, y de la herencia de un lugar sagrado para todos nosotros, amantes de esta cultura vitícola; que sabemos apreciar cada uno de los rincones naturales del mundo, en donde crecen las uvas colgando de las viñas. Desde los primeros monjes que ejercían de viticultores en la zona hasta nuestros días, la familia Schlumberger mantiene el pulso firme en su elaboración de vinos, con señas de identidad que confieren a su producción un sello de naturalidad y tradición puesta al día.
Con un color amarillo dorado que empieza a ganar en intensidad pero que aún se muestra ténue, lanza una vía nasal cargada de matices melosos y de fruta tropical, también lichis y algo de mango, este en segundo plano. Aunque el anfitrión de m…