sábado, 28 de abril de 2012

Bodega Pago de los Capellanes El Nogal 2004.


El secreto de este vino tinto de la bodega Pago de los Capellanes procede de la parcela de seis hectáreas plantada con viñas de tinta fina, de la que se obtienen los frutos en vendimia, y con la que los responsables de esta bodega de Pedrosa de Duero mantienen una relación de bajo rendimiento viticultor, a sabiendas de que ello les proporcionará una mayor concentración de aromas y sabores.
Un vino con vocación selectiva, que se somete a una maceración prefermentativa durante seis jornadas a baja temperatura. Fermentación alcohólica en madera francesa con levaduras autóctonas por un periodo de veintiocho días. Lenta maloláctica en barricas nuevas de roble francés, con una duración de veinte días. Envejecido de veintidós meses en madera francesa nueva, pasando por cuatro tipos diferentes de roble. No se aplica filtrado, ni clarificado.
El resultado es un vino de color picota oscuro, con dominio violáceo y alguna sugerencia granatosa. Nariz de intensidad alta, marcada por recuerdos de fruta negra, arándanos; y un percutor aunque agradable tono de cacao y tostados. En segunda aproximación, aparecen notas especiadas y un fondo terroso.
Boca llena de fruta, muy envolvente, con una traza fina de acidez, bastante larga; y una sensación inmensa de frescura. Siendo una añada 2004 considero que tiene aún larga vida por delante. Es de un perfil tánico firme, goloso y granuloso. El recorrido es prolongado, abraza al paladar y llena de carnosidad frutal toda la boca. Franca persistencia, con una retronasal que añade a las sensaciones frutales, tonos claros de mineralidad y un compendio de efectos especiados, vainillas; cacao y tostados.
Pleno en complejidad, musculo vinoso. Lo califico en esta añada como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada