Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 25, 2011

Leo de la Gaffelière Saint-Émilion 2008.

Toparse con un vino de segunda línea de un Château bordelés no es siempre un buen encuentro. Del Château La Gaffelière de Saint-Émilion llega esta añada 2008 de un segundo ó tercer vino, a juzgar por su consistencia; que se anuncia como femenino aunque por desgracia llegue a carecer de cualquier personalidad, y mucho menos carácter. Por desgracia he reconocido en él un típico vino plano, correcto suelen decir algunos para no quedar mal. Es curioso lo de los adjetivos que utilizamos los catadores. Por ejemplo, decir correcto e interesante, al contrario de lo que pueda parecer es casi como decir que el vino no admite calificativos concretos. Porque un vino correcto es un vino salvado por los pelos, agarrado entre pinzas. Lo correcto en un vino es un aprobado tan pelado, que casi llega al suspenso. ¿Y lo de interesante?. Aquí ya el término va para nota. Un vino interesante antes de haber sido catado puede incluso dar grandes sorpresas y causar alabanzas. Claro que si después de haberse c…

Jean-Luc Thunevin Baby Bad Boy 2009.

El poder de la imaginación se une a la astucia de la iniciativa para crear este bebé de Bad Boy, encuentro de viticulturas francesas distantes, la merlot de Burdeos y la garnacha de Maury, en el Rosellón. Obviamente se trata de uno de los proyectos de Jean-Luc Thunevin, calificado con la modestia de un vino francés de mesa, que cuando se descorcha la botella, sorprende por su inmensa calidad y condición. De los château de Saint-Emilion al Castillo de Quéribus, las uvas se enlazan creando un vino de color apicotado oscuro con reflejos violáceos, nariz profunda llena de complejidad, esbozando una suerte de fruta roja madura, con especial intención para ciruelas y frambuesas, reflejando un tono balsámico y un especiado final ligero. Hay notas de regaliz, pero también de vainillas. Es aromático y recrea sensaciones en donde la fruta se hace con el mando de las operaciones. Boca rica, sabrosa, parece en principio un vino de paso sencillo, y termina representando una explosión frutosa, muy …

Château Haura Cérons 2005.

Una diestra mezcla de las variedades Sémillon y Sauvignon Blanc dan lugar a un vino blanco dulce procedente de la apelación Cérons, perteneciente al departamento de la Gironda, e incluida en la sub-región del Sauternes bordelés.
Es un hijo aventajado del enólogo Denis Dubourdieu, científico y elaborador de vinos, profesor en la Universidad de Burdeos, y autoridad de prestigio en los métodos de vinificación y en el envejecimiento de vinos blancos.
Su parentesco con los vinos blancos Sauternes es claro y maneja unas interesantes cotas de mineralidad, que unidas a su suavidad y a una distinción frutal muy elegante lo convierten en toda una alternativa a aquellos vinos, sin duda de mayor fama.
Hablamos de un vino blanco dulce de color amarillo dorado, con algún ramalazo de intensidad, resultando de aspecto denso y brillante. Su nariz nos aporta recuerdos de fruta tropical, mango y piña; con algún apunte ahumado. Pero es en verdad la boca la que mejor nos habla de las condiciones de este vin…

Remelluri Reserva 2006.

El nombre Remelluri destaca por sí solo en la carta de vinos de cualquier restaurante. Tiene galones la bodega de Labastida para sobresalir entre las propuestas de vino que conforman las mencionadas cartas. Por ello, en esas comidas de pareja, cuando parece que la elección del vino adquiere cotas de mayor protagonismo, por el poder de encanto y reflexión que posee; la propuesta del Remelluri Reserva 2006 se me antojó casi necesaria.
Un vino con estrella para una comida, como la de Aitor Elizegi, que se intuye dotada de cierto grado de complejidad en cuanto a texturas, aromas y sabores.
Tempranillo mayoritario, con leve aporte de graciano y garnacha; mezcla envejecida durante diecisete meses en barricas de roble,(75% roble francés, el resto americano) pidiendo que muestre elegancia y complejidad al mismo tiempo.
Color apicotado oscuro, buena presencia. Intensa nariz, con recuerdos de fruta madura, vainillas, cacao y correosos tostados. La boca es golosa, sápida; mostrando un inicio vol…

Restaurantes con vino : Bascook-Bilbao.

La andadura profesional del cocinero Aitor Elizegi comenzó en el Gaminiz, y tras el Baita Gaminiz, se estrenó hace unos pocos años, en la calle Barroeta Aldamar de la capital vizcaína con un Bascook de vocación europeizante, abierta al mundo, con un grado especial que cautiva por la mezcla de estilos, sencillez con rotundidad de aromas en cada plato que sale a la mesa. El Bascook de Elizegi me ha parecido como uno de esos vinos que yo suelo calificar de excelencia nasal, sin descuidar las sensaciones en boca, pero cargados de un perfume excelso. No sé si será cuestión de los platos que mi esposa y yo elegimos de cuantos pueblan la carta de peculiar formato,(prensa gastronómica que no se vende en los kioskos).
Elizegi y sus pasiones, ese Athletic de Bilbao tan nuestro y la sinceridad de sus propuestas culinarias, vayan vestidas de baserri ó de geisha rutilante.
Rissotto de algas, olivas, sitakes, chips y mahochofa, para comenzar. Un arroz presentado con arte, cocinado en su punto justo …

Bodegas Bilbainas Viña Paceta Crianza 2008.

Un vino de Haro, de los de toda la vida; monovarietal de tempranillo, con maceración de quince días tras el despalillado y doce meses de crianza en barrica de roble americano. Frutos recogidos de una viña emblemática para Bodegas Bilbainas, Viña Paceta, que da nombre al vino.
En su cata, observo un tono apicotado oscuro con ribete violeta. Tiene media densidad y en nariz muestra un homenaje a la fruta, con retablo de ciruela roja madura y un cestillo de bayas silvestres, fruta negra en menor medida. Posee un encantador remate especiado, que funde canela con toque de ebanistería. Boca con entrada de dulzor suave, tanicidad agradable y una acidez que aporta un golpe de frescura. Es un vino de largura, con prolongación y buena persistencia. Tiene cuerpo, vigor y equilibrio. Retronasal que habla de fruta roja y negra, licorosidad leve, anisados y fondo de cacao.
Un vino de excelente relación calidad-precio, con vocación de homenaje a La Rioja.
Recomendable y rico, sobre todo, muy rico.

Tierra Tempranillo 2007.

Rodrigo Fernández es el padre enológico de este vino crianza, realizado con tempranillo en tierras riojano-alavesas de Labastida. Agrícola de Labastida es una bodega que esculpe varios vinos, maceración carbónica y rosado incluídos, y tal y como promulga el lema central de su eslogan comercial, intentan impregnar al consumidor del entorno en donde crece cada uno de sus productos.
El Tierra Tempranillo 2007 es un vino realizado a partir del fruto obtenido en los viñedos más antiguos de la propiedad, envejecido durante doce meses en roble, y encajado en la tradición riojana. Con un mantón rojo apicotado y ciertos matices visuales entre violáceos y rubídeos, su nariz expresa con claridad el estandarte de fruta roja madura, completada por la influencia de la madera en forma de esencias especiadas, vainilla; y un ligero atisbo mineral terroso. La boca es amplia, y se ensancha a cada paso que das. Muestra un ataque de dulzor que pronto abre la puerta de una acidez rica y fresca. Buen apunte…

Peña La Rosa 2010 Maceración Carbónica.

La Bodega Fernández Eguiluz es responsable de esta maceración carbónica, lanzada al mercado desde la muy riojana localidad de Abalos. Trece hectáreas de producción con vendimia manual y desechado de un veinte por ciento del tempranillo cuando aún cuelga de la cepa, para lograr mejores resultados en la calidad del producto. Centrando la cata de este vino observo un color apicotado oscuro con evidentes reflejos violáceos. La nariz refleja amplia gama de aromas frutales, manifestando suave sensación de nata y violetas. Me manda recuerdos claros de copa de fresas con nata, aunque con un tono mitigado de hierba fresca. La boca pretende ser más que testimonial, dotada de propia personalidad. Resulta al principio un tanto esquiva, pero con rapidez se abre aportando una fina acidez y un golpe de suavidad, procurando elegancia y suavidad. No elimina del todo la sensación evidente de estar delante de una maceración carbónica, pero por contra a ratos, parece que pretende elevar su condición natu…

Vino y chocolate : Valenciso Reserva 2001 y 2005.

Claro quedó pues a todos los presentes, y doy testimonio de fidelidad notarial en este blog, que vino y chocolate son perfectamente maridables. La magistral longitud de acidez, tanicidad y tostados que expresan por separado, pueden ser compatibles, sin que a nadie se le casquen las papilas.
Pero es este un blog de vinos, y además de la propia experiencia de la comunión de sustancias, fue para mi un momento ideal para analizar in situ, las características de las dos añadas de Valenciso, presentes en la sala.

Valenciso Reserva 2001 : monovarietal de tempranillo, con dieciocho meses de crianza en barricas de roble, americana y francesa, intuyo que más proporción de la primera de ellas. Es un vino que aporta una gama cromática basada en el apicotado prunus cerasus y que esboza reflejos entre púrpura y cereza. Nariz con sensaciones de fruta roja madura, incorporando matices especiados, con la vainilla de protagonista; y torrefactos de la madera que le dió cobijo. Boca golosa, con buen perfil…

Vino y chocolate : Valenciso y Viena se dan la mano (II).

Si cabe el reto de maridar vino y chocolate era para mi aún más obsesivo, cuando días antes leí en cierto artículo de prensa que algunos destacados gurús del universo vitícola se han manifestado abiertamente en contra de esta posibilidad. Afirman que el maridaje es imposible, seguramente quienes lo han intentado por su cuenta, ó sin tener como maestro de ceremonias a alguién con la preparación y el conocimiento de causa suficiente para llevarlo a buen puerto.
Para catar una cobertura de chocolate es preciso detallar el aroma que transmite, el chasquido que suena cuando se rompe y comprobar la presencia y el brillo del producto. Con el vino, no hay novedades, el rito de siempre. Luego, ó al menos así creo que lo hice yo; acercar el vino y catarlo, comprendiendo su complejidad y analizando su expresión. Acto seguido tomamos una pizca de la cobertura, y con la ayuda inestimable de la lengua, la derretimos, analizando lo que quiere transmitir. Un poco más de vino, y notaremos esa sensación…

Vino y chocolate : Valenciso y Viena se dan la mano (I).

Hay retos que resultan atractivos desde el mismo instante en el que te los transmiten. En esta ocasión la prueba me llegó a través del correo electrónico, mientras descansaba unos días en la provincia de Cádiz. Carmen Enciso, una de las responsables de la Compañía Bodeguera Valenciso me invitaba a un acto a celebrar en Logroño, organizado por la bodega; en el que se iba a intentar demostrar lo bien que maridan vino y chocolate. Para ello, la unión hace la fuerza; se contaba con la presencia de Juan Angel Rodrigálvarez, una de los maestros pasteleros que mejor han sabido realzar y defender la imagen del cacao dentro de las fronteras de nuestra península, en los últimos años. Lo cuál es tanto como afirmar que es uno de los máximos referentes del cacao en España.
El planteamiento era, en principio; de fábula. Incluso a Carl Nilsson Linæus, naturalista sueco que clasificó la planta del cacao por vez primera, se lo hubiera parecido. Maridar coberturas de chocolate con dos reservas de Valenc…

Muga Prado Enea Gran Reserva 2006.

El pasado sábado tuve la fortuna de coincidir con los periodistas y escritores de vino, Jordi Melendo, Luis Gutiérrez e Ignacio Villalgordo, en una breve pero eficaz visita a Bodegas Muga de Haro. Ana nos atendió con la eficiencia y amabilidad que siempre demuestra, y por indicación expresa de Jorge Muga, quiso que probaramos una muestra de la añada 2006 del Prado Enea, uno de los buques insignias de esta bodega riojana.
Compartir una cata con tres personas, tan apasionadas en la relación que demuestran tener con el mundo del vino; es una experiencia no sólo interesante, sino muy aleccionadora. Y como en este mundo, no me canso de repetirlo hasta la saciedad; todos los días se aprende algo nuevo, la cata de este nuevo representante de los Prado Enea tuvo también un toque inevitable de aprendizaje, entiendo que para todos los presentes.
Antes de que me olvide, quiero agradecer a Jordi Melendo, el préstamo de la fotografía de grupo, que encabeza esta entrada, ya que es manufactura suya.
P…

Sonsierra Crianza Vendimia Seleccionada 2008.

Aunque la Bodega Sonsierra se fundó en Mayo de 1962 con doscientos veintinueve socios, de cuyo total ciento noventa y cinco eran viticultores, la gran expansión se produjo a finales de la década de los ochenta, cuando la concepción de la bodega a granel se cambió por un perfil de bodega de mayor calidad, innovando en tecnología y creando la primera sala de barricas de gran tamaño.
El Sonsierra Crianza 2008 Vendimia Seleccionada es un tinto cien por cien tempranillo, con frutos recogidos en viñedos viejos y situados en las mismas faldas de la Sierra Cantabria. Se realiza una fermentación durante diez días en depósitos de acero inoxidable, para luego proceder a una crianza de doce meses en barricas nuevas de roble americano. Ya pasado ese tiempo, el vino se termina de completar en botella durante seis meses más.
Es un vino con bondades de colorido, picota agranatada. Nariz que reúne fruta roja madura, ciruela; junto con tostados ligeros y una seña de grafito. La parte terrosa del aroma re…

Explicación del sistema de puntuación a utilizar.

Cómo ya he dicho seguiré manteniendo el blog El Alma del Vino, con los criterios habituales que todos mis fieles seguidores ya conocen. Hablo siempre de todos los vinos que cato y bebo, sin excepción.
Pero en este segundo blog, no hablaré de todos. Sólo de aquellos que, incluídos por lo tanto también en el Alma del Vino original; me parezcan lo bastante buenos según un sistema de puntuación propio que acabo de preparar.
Será un máximo de 50 puntos, de los cuáles 30 corresponderán a aspecto, aroma y sabor, (fase óptica, fase nasal y fase oral), 10 por cada una de ellas.
Todos los vinos partirán con una puntuación de 10 puntos, algo que me parece justo y que he creído más que conveniente, teniendo en cuenta que detrás de cualquier vino se esconden muchas horas de trabajo y desvelos. Ya tenemos pues 40 puntos. Los 10 puntos restantes valorarán la capacidad de sorprender y la originalidad del vino, su potencial de envejecimiento, la perspectiva de futuro, una valoración personal de su conj…

Mira que era sencillo convencerme...

Durante muchas entradas atrás, y en este espacio dedicado al vino, el blog El Alma del Vino; me había mostrado obstinado en el sentido de no puntuar los vinos a la hora de valorarlos. Limitarme a decir lo que me gustan, usando términos como Muy Recomendable, Recomendable y Decepcionante ó Muy Decepcionante; me parecía más que suficiente, y mucho más justo con respecto al trabajo y el esfuerzo de los enólogos y bodegas. Amigos y conocidos insistían en el sentido de que tenía que puntuar los vinos, pero no sé muy bien el motivo, por el que jamás ninguno de ellos me convenció. No hace ni un mes durante una visita a una bodega de la comarca de Haro, se obró el milagro. No me averguenzo de proceder a la rectificación personal. Ya se sabe: de sabios es rectificar. Puntuar algo desde un punto de vista personal, es un ejercicio que está siempre bajo sospecha. Las apreciaciones íntimas y personales son tan subjetivas, que pueden incluso, y aún haciéndolas a las claras y sin gato encerrado; res…

Champagne Camille Saves Cuvée Brut Millésime 2002.

No es la primera vez que elogio la calidad champanera de Camille Saves, bodega de Bouzy, con cuatro generaciones de recoltant-manipulant, que manifiestan una elaboración elegante y llena de criterio, en cada uno de sus productos. Anteriormente versé la condición del Carte D´Or, y ahora le toca turno al Millésime 2002, un cuvée ejemplar, trazado a partir de una mezcla de pinot noir y chardonnay, teniendo la peculariedad de evitar el uso de la maloláctica con la primera de ellas, logrando mayores dosis de concentración y mostrando con más fidelidad la naturaleza de la pinot. El Millésime 2002 es un champagne que demuestra madurez, pureza y que lanza claros destellos de uva, sutil, atesorando una finura digna de aplauso; vivo y fresco, y con una complejidad aromática sensacional.
Un bonito color amarillo dorado no muy intenso, con burbuja fina; sirve de prólogo a una sensacional nariz, marcada por la fruta, con grosellas, cerezas y una relevante punto de trufa, muy suave. Tiene pinceladas…