Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 28, 2011

Finca Albret Rosado 2009.

Un rosado navarro esculpido con la variedad garnacha tinta y criado sobre sus propias lías durante cuatro meses en barricas de roble francés. Finca Albret ha sido reconocida por su edición 2010 de este rosado con la mayor puntuación de todos los vinos nacionales de esta gama. Claro está que cada añada es un mundo y esta del 2009 no fue unánime, al menos entre las personas que estaban presentes durante su cata. Vale que en este tipo de vinos, al igual que en maceraciones carbónicas y algunos blancos, siempre se termina utilizando el lema de beber el vino en el mismo año para alcanzar mayores cotas de climax. Sin embargo puedo asegurar que he catado maceraciones carbónicas de un año en el siguiente, y han resultado igual de colosales. Lo mismo con blancos y rosados.
De este Albret Rosado 2009 me quedo con las siguientes reflexiones personales :
Color rosa un tanto purpúreo en los bordes. Nariz rica en matices, que empieza mostrando apuntes de grosella y fresa, lanzando después aromas f…

Le Clos du Beau-Père Pomerol 2006.

Cuando Thunevin y su esposa Murielle Andraud adquirieron en 2006 la propiedad Ratouin, localizada en el Pomerol bordelés, lo primero que hicieron fue cambiarle el nombre. De ahí surgió el Clos du Beau-Père que da nombre a este vino, mezcla placentera de merlot y cabernet franc. La mayor parte del fruto merlot que se emplea para elaborar este vino procede de cepas con cuarenta y cinco años de edad. Estamos delante de uno se esos vinos que atrae desde la parte externa de la botella, con una etiqueta simple en donde el perfil elegante del suegro (beau-père), que bien pudiera ser cualquier suegro de procedencia mediterránea, deslumbra con su presencia caballeresca.
Rojo picota rubídeo profundo e intenso, con reflejos violáceos. En nariz deslumbra con un claro golpe inicial de fruta roja madura que lentamente va dejando espacio a tostados ligeros y un arranque de cuero gastado. Boca golosa con matices de untuosidad. Realiza un recorrido amplio, dando muestras de gran control en acidez y re…

Parés Baltá Indigena Garnatxa 2009.

La personalidad propia que derrocha este Indigena 2009 de Parés Baltá se debe en gran medida a la identidad garnacha bien trazada, fermentada en depósitos de ácero y terminada de edificar en madera de roble francés durante cinco meses. Su presentación no deja tampoco indiferente a casi nadie, dejando claro el orígen de agricultura ecológica y exaltando las grandes letras para que nadie olvide su bautismo.
Podemos alabar la idea del nombre, esa Indigena entre étnica y dicharachera, llena de romance, pero tan salvaje como una habitante de cualquier selva paradisíaca. De hecho, y esto ya es cosa mía, parece como si la variedad garnacha fuera la más indígena de todas las uvas existentes en el mundo, ó al menos a mi me lo parece. Dicho ello en cuanto a la acepción más exótica del término, ó quien sabe si más salvaje.
Es un vino que se presenta en fase óptica con color profundo cereza y reflejos violáceos. Maravilla en nariz, mostrando perfume de fruta roja y añadiendo poco a poco claros mati…