Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 6, 2011

Freixenet Cava Elyssia Pinot Noir Brut.

Freixenet logra con el Elyssia Pinot Noir Brut desmentir a quienes acostumbran a dar por hecho que las más comerciales bodegas elaboradoras de cava de Cataluña se limitan a elaborar productos en serie, sin importarles en exceso la calidad. Personalmente siempre he defendido que tanto Freixenet como Codorniú saben compatibilizar espumosos dirigidos al voraz consumismo navideño, con auténticas creaciones dignas de estudio y reflexión. Josep Buján, enólogo de Freixenet, logra un cava con espíritu vinoso, muy indicado para beber, por ejemplo; en una copa Riedel Burdeos ó Tempranillo, huyendo de las tradicionales y estilizadas copas de champaña. Cada vez veo más aconsejable utilizar copas de vino para alcanzar el delirio máximo con un cava catalán, idea esta discutida por muchos, pero que va ganando adeptos, entre los cuales me incluyo.
Elyssia es casi monovarietal de pinot noir, aunque incluye un pequeño aporte de la variedad trepat, que sin duda le concede una dosis adicional de frescura.

Domaines Lupier-El Terroir y La Dama 2008.

Elisa Úcar Muruzábal y Enrique Basarte Gutiérrez tienen en su haber el aval otorgado por el crítico inglés de la revista Decanter, Steven Spurrier, al situar a sus hijas las garnachas La Dama y El Terroir, entre las catorce mejores monovarietales del mundo. Al parecer Spurrier conoció las garnachas del matrimonio navarro durante una cena del Simposio Internacional de la variedad, e incluso, como una recurrente escena escolar, se levantó de su asiento y solicitó en alta voz aquello de ¿quien es el autor de esto?. Cuenta Elisa, en una entrevista concedida al Diario de Navarra, que temió lo peor, pensando que tal vez preguntaba porque le parecía malo. La humildad sincera de una artesana del vino, por aquel entonces casi desconocida.
Fue entonces cuando Spurrier alabó aquellos vinos y prometió incluirlos en un artículo de Decanter, hasta que al final decidió otorgarles el reconocimiento por el que hoy en día son respetados, por ejemplo, a la misma altura alcanzada por el famoso Espectacl…

El catador de vinos.

Confieso que cuando llegué a este mundo de las catas de vino tenía serios reparos sobre todo lo que veía hacer a los catadores. Estaba apostado al otro lado de la acera, y observaba lo de las gamas cromáticas, el aroma a papaya y malvavisco ó el peor hechizo del vino sobre la lengua para luego escupirlo, como actitudes más propias de seres irracionales que de entendidos en la materia. Ver escupir un Prado Enea de Muga, ó un Roda, me resultaba casi sacrílego. Por aquel entonces yo bebía vino por amor al arte, uno de esos bebedores sociales que descorchan la botella con la simple idea de terminarla, saboreándola eso sí, pero sin tiempo para reflexiones ó pensamientos complejos. No hace mucho decía Jay Miller que él suele catar cien vinos al día, es evidente que manejando los cauces puristas de catador. Lo dicho, la escupidera amiga de aventuras.
Claro que descubrí que beber y catar vino no es lo mismo. E incluso comencé a ver a aquellos extraños individuos que se reunen en torno a diez …

Viña Vadina Garnacha 2009.

Acogidas a la denominación de orígen Cariñena, las Bodegas Manuel Moneva e Hijos responden al prototipo de elaboradores de vino tradicionales, habiendo conocido desde su fundación cuatro generaciones distintas de maestros vinateros. El fundador de la dinastía vitícola trasladaba en carros a Zaragoza el fruto de su labor con barricas de roble.
Ahora son Manuel Moneva Muela y sus hijos José Manuel y Jesús, este último enólogo; quienes capitanean la gestión.
El monovarietal de garnacha de la añada 2009, que participó en una cata ciega de varias botellas de esta variedad de uva, me presentó los siguientes matices :
Color rojo cereza apicotado, leves reflejos violáceos. Nariz de fruta roja madura, con presencia de cereza y frambuesa. En último término presenta matices de matorral, con un verdor boscoso. Boca sabrosa, con la pulpa matizando la entrada, y unos taninos un tanto agudos. Recorrido con alguna estridencia, su amabilidad es más una apuesta de futuro que de presente. Sin duda podrá ga…

Heras Cordon Vendimia Seleccionada 2006.

José Luis Heras Cordón tuvo la santa idea de enviar cuarenta botellas personalizadas de su vino al Arzobispo de Santiago de Compostela, durante la visita papal a la ciudad gallega en 2010. Este detalle le sirvió para que Heras Cordón sea ahora referida como la bodega del Vaticano, siendo los vinos que produce los que bebe la máxima autoridad de la Iglesia católica. Claro está que maniobras de marketing aparte, el Vendimia Seleccionada 2006 de Heras Cordón es un crianza aceptable, construido sobre un coupage de tempranillo, graciano y mazuelo. Durante doce meses tuvo depósito en barricas de roble francés y americano, aplicándose fermentación maloláctica y clarificación de huevo.
Su expresión fue la siguiente :
Color cereza apicotado, con reflejos granatados. Nariz que deja intuir la fruta, aunque no de un modo demasiado intenso. Sí aventura notas de tostados y de cija. Muy de la tradición riojana. Boca que supera con creces las impresiones en nariz, con una entrada que aporta el punto ex…

Colección Vivanco Parcelas de Garnacha 2007.

Algunas veces me cuesta comenzar a describir un vino. Esta es una de esas ocasiones. No ya por las explicaciones previas, ya que estamos ante un monovarietal de la variedad garnacha, criado durante dieciocho meses en roble francés sin trasiegos, con uvas procedentes de cepas sitas en Rioja Baja, Tudelilla; y cerca de la capital Logroño, Villamediana. Vivanco se esfuerza en progresar lanzando al mercado estos productos de colección, con los que se busca engrandecer la calidad de sus vinos, llegando a un tipo de cliente más exigente a la par que sibarita.
Lo más complejo llega ahora. Y es que trasladar mis sensaciones con este vino delante resulta un tanto desconcertante.Y es que no parece ni de lejos un vino que acredite su condición de monovarietal de garnacha. Se presenta con una estética elegante, bien detallada, con una caja impecable y una plástica llena de galanura.
Pero las sorpresas llegan en nariz y boca.
Color apicotado con ribete violeta. La vía nasal se muestra franca en cuan…

Luberri Monje Amestoy Reserva 2001.

Florentino Martínez Monje guarda la perspectiva del viticultor con arraigo a la tierra en el instante de crear sus vinos. Desde Elciego, en la Rioja alavesa; nos manda este recado en forma de Reserva 2001, construida a base de un coupage con proporción mayoritaria de tempranillo (90%) y el diez por ciento restante de otras variedades que la etiqueta no describe.
Con dieciseis meses en barricas de roble francesas y americanas, y veinte meses adicionales de crianza en botella, nos conformamos con admitir la esencia vinosa de un producto realizado para ensalzar la fruta y añadir un pequeño protagonismo a la madera, sugiriendo amor al vino.
No es un producto complejo, en su naturaleza hay más intenciones que resultados.
Adolece de fortaleza y siendo un reserva de 2001, da más muestras de cansancio que de vejez.
Color rojo apicotado con ligeros reflejos violeta. Nariz que exprime la fruta roja, con especial mención a ciruela y cereza. Algo terroso y escaso en condición tostada. Boca jugosa, a…

Tempore Trazos de tinta 2009.

Sin lugar a dudas la primera sorpresa agradable que nos da la Bodega Tempore con su Trazos de tinta 2009, es la magnífica presentación que luce el producto. Original, con su cilindro envolvente, pintado sin disimulo, con un diseño polícromo sugerente que pretende y consigue homenajear al gran artista Francisco de Goya. No en vano el proyecto de este vino incluye entre sus mentores a la Fundación Fuendetodos-Goya.
La segunda sorpresa viene tras las explicaciones de rigor. Monovarietal de garnacha, cepas viejas y control de temperatura para conservar el frescor de la fruta. Seis meses de crianza en barricas de roble francés con diferentes grados de curtido, y en roble americano, este dotado de un tostado más potente.
El vino aparece en copa con una calidad cromática rojo escarlata. Capa uniforme. Nariz en donde predominan las notas de cereza y arándanos, con alta intensidad. Avanza hasta alcanzar un recuerdo matizado a flores, no rosas; tal vez me inclino más a violetas. Boca que comienza…