Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 31, 2010

Yering Station Shiraz Viognier 2003.

Fundada en 1860 con el ampuloso nombre de Château Yering, esta bodega australiana ha sufrido diferentes altibajos a lo largo de su historia, llegando a estar cerrada durante varios años. Tras una replantación de viñedos en 1988, sus primeros vinos de la nueva era fueron lanzados al mercado en 1991. Tom Carson ejerce en la actualidad de enólogo.
Este interesante, al menos a priori; coupage de uvas shiraz y viognier, da como resultado el siguiente análisis personal :

Color cereza picota con ribetes violáceos. En nariz, muy marcada la presencia de la shiraz, con recuerdos dulces y perfumados de fruta madura, frambuesa no madura. Evolución floral a violetas y rosas. Un final herbáceo, con prenda boscosa. En boca, necesita un poco más de redondez en cuanto a sus taninos, pelín asperos. Justa acidez. Postgusto interesante que agrada al paladar. Un vino de alto poder perfumante, muy expresivo en nariz y aprobado justo en boca, en donde pierde gran parte de su fuerza inicial.
Incompleto, pero …

Angelo Gaja Sito Moresco 2003.

Angelo Gaja, viticultor perteneciente a una familia oriunda de España, que en pleno siglo XVII emigró al Piamonte italiano, tiene su centro de operaciones en la localidad de Langhe, cercana al río Tanaro. Desde allí nos presenta el Sito Moresco 2003, un coupage altanero de nebbiolo, cabernet barbera y merlot.
Se presentó en copa con un color rojo violáceo. En nariz recuerdos a fruto rojo no maduro, eucalipto y regaliz. En boca el vino de Gaja demostró poco cuerpo, muy ligero, (puede que en exceso), siendo su acidez un tanto excesiva y los taninos poco resueltos. Poco equilibrado. Un tanto insustancial.
En resumen, un vino con una nariz notable, que se descalabra a su paso por boca. Sin lugar a dudas, y puede que pecando incluso de sinceridad, un vino que no me terminó de gustar. En boca resulta mudo, carente de expresión y atiborrado de una acidez mal controlada.
Decepcionante.

Riberas de Marco Fabio Moscatel Semiseco 2009.

A partir de la uva moscatel y siguiendo los pasos preceptivos de vendimia madrugadora, las Bodegas Ontañón de Logroño nos presentan este blanco semiseco 2009 formado con grano menudo y trazado con el mimo suficiente para lograr un producto digno de cualquier momento del día, sólo ó acompañando quesos de poca maduración, arroces, ensaladas y pescados.
Personalmente me ha entusiasmado.
Mis notas íntimas de cata son las siguientes :

Color amarillo verdoso, con una nariz de pomelo que se desliza con suavidad a aromas florales, flor de azahar y violetas. Entrada en boca con suavidad, perfecto en acidez, un dulzor muy controlado, logrando un equilibrio perfecto entre ambas sensaciones. Abocado ligero y elegante. La última expresión manifiesta un compendio fruto-floral perfecto. Su retronasal es gentil con el paladar.
A la altura de los modernos Muskateller alemanes de tan grata actualidad.
Un vino con gran expresión y suavidad. Elegante por encima de todo.
Para degustar a cualquier hora del dí…

Chapoutier La Bernardine Châteauneuf-du-Pape 2005.

Garnacha en estado puro, el La Bernardine 2005 de Chapoutier es un vino colosal. Muy recomendable en la balanza calidad-precio, este vino demuestra que no siempre las presunciones de adolescencia en los vinos, viendo la añada que marca la etiqueta, son certeras. De hecho, el La Bernardine 2005 que catamos en Venta Moncalvillo, ya desde el inicio dió muestras de madurez.
Un color rojo apicotado dejó paso a aromas de grosella, que evolucionaron hasta alcanzar oliva negra y sotobosque. En boca se dió a conocer con una gran elegancia, paso espléndido, taninos redondeados y acidez justa. Medio cuerpo y gran persistencia. Expresivo y uniforme.
Aunque no soy muy partidario de casar vinos con comidas, y reivindico la condición autónoma de aquellos sobre estas, debo manifestar que en esta ocasión sí se trata de un vino ideal para escoltar carnes de caza y solomillos de ternera y cerdo.
Ampuloso y muy agradable.

El Alma del Vino / Puntuaciones:
http://cepacuatre.blogspot.com/2011/09/mchapoutier-la-…

Restaurantes con vino : Venta Moncalvillo-Daroca de Rioja.

Localizado en plena riojana Sierra de Moncalvillo, en la pequeña localidad de Daroca de Rioja, a pocos kilómetros de Navarrete; se encuentra el Restaurante Venta Moncalvillo, regentado por los hermanos Echapresto, Ignacio (cocina) y Carlos (habanosumiller y sumiller). El primero, campeón del concurso Mejor Cocinero de Rioja 2006. El segundo, campeón de España en el concurso Mejor Habanosumiller nacional 2008 y tercero en el mismo concurso a nivel mundial el mismo año, así como Mejor Sumiller de La Rioja, premio concedido por Consejo Regulador. Hasta este establecimiento me llevaron los pasos el treinta y uno de Octubre, preparado para disfrutar de una grata comida familiar.
Lo primero que llama la atención es el trato exquisito del personal, involucrado en lograr la comodidad del cliente que cruza la puerta de entrada. Un coqueto recinto, escoltado por una colección de libros de whisky y habanos, seguramente prenda de Carlos Echapresto.
Ya en la mesa, comenzamos con la cata,(que refe…

Marc de Gramona.

Formado a partir de dos materias primas, madres del cava y destilados de orujos de uva, fue Josep Lluis Gramona Batllé el primer elaborador de marc de cava a nivel nacional, allá por los ya lejanos años setenta. La larga crianza de las cavas de Gramona con tapón de corcho da sus frutos en un destilado elegante que sirve de colofón digestivo a importantes comidas.
Catado en la Navidad de 2009, sus características dieron lugar a las siguientes reflexiones :

Color amarillo dorado. En nariz frutos secos, con un ligero toque floral. Aromático. Ya en boca es elegante y se obtienen notas aterciopeladas. Cierto postgusto a almendra tostada y cítricos. Final seco y agradable. Es un destilado cuya graduación de 42% no nubla la expresión que atesora.
Uno de los productos de Gramona que más me encandila.
Impecable.

Prado Enea 2001 Gran Reserva-Bodegas Muga.

Del criterio de la paradoja, pocas veces salen conclusiones razonables. Pero es evidente que la propia vida es una paradoja y que nuestras cabezas están repletas de contradicciones. El Prado Enea 2001 es una de ellas, magnífica eso sí. Y lo es porque tras un coupage de abundante tempranillo, complementado con pequeñas proporciones de graciano, mazuelo y garnacha, se esconde un vino tradicional pero moderno,( lo cuál es como decir guapo aunque feo, listo pero tonto...). El Prado Enea fermenta en depósitos de roble sin añadidos de levaduras. Después pasa durante doce meses a depósitos de roble, treinta y seis meses en barricas de roble y otros treinta y seis en botella. Con trece grados y medio, el resultado es un vino muy riojano, aunque tocado por la dicha de los nuevos tiempos.
Mi cata personal queda del siguiente modo :

Color picota agranatado con ribete teja. En nariz, madera perfumada con posterior trazo de frutos rojos acompotados y tabaco. Retazos micológicos, boletus edulis y al…

Henschke Keyneton Euphonium 2003.

El intercambio de botellas entre amigos catadores es una práctica reveladora, primero de la amistad existentes entre quienes pretendemos compartir sensaciones y después de debates interminables acerca de estas. Las sensaciones que aportó este coupage de shiraz, cabernet sauvignon, merlot y cabernet franc a quienes lo catamos, fruto de uno de esos intercambios, no fueron demasiado reveladoras en el segundo apartado, sobra decir que sí en el primero de ellos.
Desde el australiano Valle de Barossa llegaban los sonidos del Euphonium de la tradicional familia vitícultora Henschke, y teniendo en cuenta que el significado de la palabra que identifica este instrumento musical es "buen sonido" (del griego eu y phonos), todos esperabamos que además de tocarnos el oído con elegancia, el vino presente en la copa fuera también "well tasting".
Color rojo carmesí. Nariz con fruta roja, ciruela y moras. Perfume de cassis. En boca pierde toda su anterior ganancia. Se muestra un tan…

Artículos propios : Reivindicando la autonomía del vino.

No soy cliente de restaurantes de los de queja suelta y habitual. Paso por tipo conformista, tal vez en exceso. Incluso en situaciones en los que el producto servido en plato no se corresponde en milímetros con lo impreso en carta, prefiero callar antes que llamar en exceso la atención. Me decía una amiga que así hago un flaco favor primero al propio restaurante, después a mi mismo y al resto de la venidera clientela. No le falta razón, pero la queja y yo nacimos conceptualmente en diferentes fechas. Sólo pido un mínimo de amabilidad, buena educación ante todo; y siempre y cuando los productos ofrecidos estén bien cocinados y en perfectas condiciones de consumo, mi agradecimiento es tan efusivo como espontáneo.
Sin embargo y con el avance de los tiempos, la presencia del vino en algunos restaurantes se me antoja breve y esquiva. Parece como si a muchos propietarios de recintos culinarios les diera miedo atreverse con el vino. Poco donde elegir. Ya saldrán quienes digan que no todos lo…

Schoffit Riesling Clos Saint-Théobald 2008.

Un blanco sin crianza salido del alsaciano Domaine Schoffit, bautizado por Bernard, propietario y viticultor, y avalado por la gran calidad del viñedo Grand Cru Rangen de Thann.
En cata se mostró con un color amarillo intenso y brillante. Nariz mineral primaria, deslizándose por la senda balsámica del eucalipto y la herbácea del heno. Recuerda a cítricos y también a la floral camomila, casi al final del análisis nasal. Boca mineral, magistral en cuanto a acidez y ligeramente frutal en última instancia.
Pese a la buenas impresiones en cata, entiendo que estoy delante de un vino aún joven, (de nuevo un infanticidio), cuya reserva en botella durante un par de años más será más que una acción prudente, una bendición para el paladar. No obstante, y aún siendo un infante, sin duda promete. El Schoffit Riesling Clos Saint-Théobald 2008 es un gran vino, cuya condición toma prestado el suelo donde nace la uva que le da forma. ¿Un Riesling de terroir?.

Leído en... : Periódico La Rioja (1/11/10).

Restaurantes con vino : La Viña del Ensanche-Bilbao.

Comer ó cenar en La Viña del Ensanche de Bilbao, supone una loa a la delicadeza. Nada de excesos, todo ligero y bien pertrechado. Comenzar con un buen plato de jamón escoltado con pan de hogaza y tomate guillotinado y en su jugo, resulta cuestión de obligado cumplimiento. Ya lo dijo Juan Larrucea, jefe de cocina del Juantxu de Amorebieta, esta tapa en La Viña la pintan cómo en ninguna otra parte. Pero no sólo de jamón vive el hombre. Después nos ilusionamos el paladar con unos espárragos en tempura y una colección de salsas para acompañarlos hasta la boca. Excelente también el wok de verduras, preparadas en su punto, magistrales de textura y sabor. La ensalada de pato es colosal, propia de un restaurante de calificación sobresaliente, aliñada en justa medida de dulzor y acidez. El salmón marinado con espárragos blancos es una auténtica delicia, ejemplo evidente de la calidad de materia prima con la que cuentan en este establecimiento. Maravillosos también los platos de cuchara, que en…

Sela 2008-Bodegas Roda.

Tras degustar el Sela, nuevo lanzamiento de las Bodegas Roda, es evidente que tras su cortina de escenario, se esconde una vocación comercial, que no hay motivo alguno para disimular. Acostumbrados a los soberbios vinos de esta bodega, localizada en el muy vinoso Barrio de la Estación de Haro, el Sela 2008 se descubre como un vino sin mayor aliciente de complejidad, tan franco como digno, pero lejano a la expresividad de sus excelsos hermanos mayores, cualquiera de los dos Roda ó el Cirsión.
Tempranillo y pequeña parte de graciano, catorce grados.
Catado en compañía de mi mujer, el Sela 2008 me sugirió los siguientes puntos de cata :

Color cereza brillante. Nariz muy frutal, recuerdos diestros a cereza y mora, que tienen una derivación rápida a pizarra y notas micológicas. En boca es impactante, va recorriendo tu lengua desde la punta hasta el final, mostrando sin atisbo de rubor una explosión de uva. Es cien por cien frutoso, muy vinoso. Taninos con cierta elegancia. Fresco y muy vivara…

Vino y Gastronomía : Festividad de Todos los Santos.

Para agradecer a los mortales estómagos la paciencia que tienen con nosotros, acostumbrados a atiborrarlos de un modo continuo con múltiples vituallas y matalotajes, llega siempre la festividad de Todos Los Santos, que en España se celebra el 1 de Noviembre. Una fecha en la que es costumbre, además de visitar los camposantos, recrearse con dos típicos dulces : los buñuelos de crema y los huesos de santo.
Cada cuál los adquiere donde mejor le viene. En mi caso, suele ser norma comprarlos en la Panadería San Felices de Haro, un establecimiento con obrador, cuyos pasteles, tartas y dulces superan al propio pan, en cuanto a bendiciones se refiere.
Los huesos de santo son golmajería que se remonta al siglo XVII, probablemente en Madrid, tal y como aparece documentado en el tratado "Arte de cocina" de Francisco Martínez Montiño (1611).
Su orígen, al elaborarse con mazapán, tiene una clara connotación andalusí.
La pasta de almendra que da vida al mazapán y el dulce de yema son sus pri…