sábado, 18 de noviembre de 2017

Domaine La Combe Aux Rêves Grégoire Perron Vigneron Les Picolettes Pet´Nat Rosé 2014.


Domaine La Combe Aux Rêves Grégoire Perron Vigneron Les Picolettes Pet´Nat Rosé 2014.

Puntos El Alma del Vino ... 15,50 (20).

Un pet´nat no es otra cosa que un pétillant naturel, un vino embotellado antes de finalizar la fermentación primaria, sin añadido de levaduras secundarias ó azúcares. Alternancia con el método champenoise, con el vino acabado y sometido a un fermentado secundario en botella, con añadido de levaduras y azúcares. De modo habitual el cierre de la botella se realiza con un tapón de corona, mismo estilo que las cervezas. El enólogo francés Grégoire Perron, con origen en el Jura, me sorprende con este rosé en donde el despliegue de burbujas resulta casi circunstancial, bien integradas, basadas en una conjunción varietal de las castas gamay, poulsard y chardonnay, frutas procedentes de cepas que acreditan una edad media de treinta y cinco años, asentadas en laderas orientadas al este y localizadas a una altitud de trescientos cincuenta metros. Los suelos presentan una composición arcillosa sobre piedra caliza y roca madre del Jurásico tardío Kimmeridgian.
Tras una vendimia manual, con un rendimiento de sesenta hectolitros por hectárea, y con la fruta ya en bodega se lleva a cabo un prensado directo, dejando que las levaduras indígenas inicien su influencia, embotellado sin filtrar con sus azúcares residuales, permaneciendo doce meses sobre sus lías antes de salir al mercado. No se lleva a cabo ningún dégorgé.
Un vino rosado natural que en copa parada y tras el primer servicio anuncia un cromatismo rosa grosella de notable y marcada intensidad, con reflejos anaranjados y piel de cebolla, cobrizos. Deja en la vía aromática nostalgias de fresas de mata y cerezas, fruto de la granada, segunda instancia de pétalos florales, matices lejanos de hierbas aromáticas, suaves balsámicos y antes todo un final en donde la mineralidad escenifica una sugerente memoria de pedernal y terroir.
Boca golosa, mucha fruta en el arranque, las burbujas bien integradas, se despliega con solvencia y prolongada expresión. Frescura y acidez en buena medida, y de nuevo esa rica nota de caja de colección de minerales que acompaña a la fruta y a certeras nostalgias florales y herbales, menos marcadas. Final de la expresión retronasal que se muestra prolongado y equilibrado.
Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable.
Una magnífica muestra de vino natural.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Josep Grau Closa Viticultor L´Efecte Volador Añada 2015.


Josep Grau Closa Viticultor L´Efecte Volador Añada 2015.

Puntos El Alma del Vino ... 15 (20).

Si la vida te frena, párate a escuchar, con esta frase encabeza el viticultor catalán Josep Grau su presentación. ¿Y qué quieren?, personalmente me encanta la reflexión. En el fondo L´Efecte Volador en su edición de añada 2015 es un vino para catar, pero también lo es para ser escuchado, porque él mismo te lo pide desde el interior de la copa. No en vano el propioGrau considera al vino en general como un alimento druídico, sin mayores pretensiones que encauzarlo en una conexión del ser humano con la tierra de cultivo. Elaborado con uvas de las castas syrah, garnacha y cariñena, fruta vendimiada en parcelas situadas en el término municipal de Marçá, en cepas que acreditan una edad media de treinta años y que están asentadas en suelos de composición arcillosa y granítica, estamos delante de un vino que surge tras un proceso de fermentación alcohólica espontánea, motivada en base a levaduras indígenas, llevada a buen término en depósitos de cemento de diecisiete mil setecientos litros. La maduración tiene lugar de modo paritario en barricas de madera de roble francés durante cuatro meses, dejando que la otra mitad lleve su crianza en los ya mencionados depósitos de cemento.
En copa parada exhibe un cromatismo apicotado ligero, con reflejos violáceos e incipientes purpúreos, tras el descorche inicial y con el primer servicio en copa surgen notas oclusivas que poco a poco van cediendo certero paso a nostalgias de frutas negras y rojas en sazón, abre después balsámicos esmerados y un punto que recrea ahumados y tostados suaves, con final de mina de lapicero. Muy buena complejidad y tras la aireación, fruta muy limpia, siempre en primer término.
La importancia de saber beber un vino, paso a paso, tras el descorche, escuchando todo lo que nos quiere decir. Calma, paciencia, generosidad.
Boca golosa y muy fresca, con muy sabroso avance y media alta nota de acidez, ligero en las formas e intenso en el fondo. Me encanta su jugosa simpleza, con unos taninos frescos y finos, dejando una buena seña de persistencia y una sugerente astringencia que aporta profundidad al conjunto y que considero bien integrada. La retronasal afirma las evocaciones de fresas, cerezas, frambuesas y arándanos, con guiños ahumados y tostados, acabando en una memoria de grafito, que asocio a mineralidad.

jueves, 16 de noviembre de 2017

Doña Paula Estate Malbec 2013.


Doña Paula Estate Malbec 2013.

Puntos El Alma del Vino... 18 (20).

Vuelvo a agradecer a los responsables de esta bodega mendocina su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias.
Hace pocas fechas traje al blog mis impresiones personales sobre el vino rosado Los Cardos, que en su edición de añada 2014, cumplía con el perfil monovarietal de garnacha.
Hoy le toca el turno a este vino tinto de malbec, elaborado con frutos procedentes de las parcelas Finca Alluvia de Gualtallary en Tupungato, y Finca Los Indios de Altamira en San Carlos, ambas en el valle de Uco.
Doce meses de maduración en barricas de madera de roble, bajo la responsabilidad enológica de Marcos Fernández, para un vino elegante e intenso, pleno en su condición y estructura, en donde la malbec expresa con claridad notas varietales y de terroir, cumpliendo con un carácter de vino de finca, amplia personalidad, pincelando en copa parada una cromática apicotada intensa y oscura, con reflejos violáceos. La nariz habla de fruta roja madura y algún ligero atisbo de drupas negras, ligero tono de sazonado y especiado, con amplias señas balsámicas centrales y un fondo de fragancia que aventura detalles de mineralidad. Muy sugerente en su compleja capacidad de perfume, deslizando durante su arranque en boca sensaciones de buena amplitud y componente frutal, calidad de la fruta, media alta seña de acidez, frescura prolongada, el paladar abre sus puertas a la fruta que se extiende poblando los tonos descriptores con una amplia huella, goloso y pulposo. Hay ducha de fruta, con magnífica nota de persistencia y una retronasal que marca evocaciones de cerezas, frambuesas y arándanos, fina punta láctica y cremosa, algunos tonos de vainilla, estos muy leves, dejando mayor protagonismo a recuerdos balsámicos de regaliz y un final que expresa notas de mineralidad, con guiños salinos y terrosos. Sapidez final que prolonga sus sensaciones y que lo acredita como un vino de malbec que merece la calificación de entre muy recomendable y más que muy recomendable.


miércoles, 15 de noviembre de 2017

Domaine des Garennes ¨Sous les Coutures¨ Saumur Rouge 2013.

Mi agradecimiento a Fabrice Baron y Stéphane Mainguin por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la fascinante cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias, pertenecientes a la oferta de una bodega que sigue vigente después de cinco generaciones de elaboradores.
Edición de añada 2013 para un vino tinto monovarietal de la casta cabernet franc, elaborado con frutos vendimiados en la parcela Clos des Dames, donde los suelos acreditan una composición arcillosa, en la margen derecha del río Thouet.
En su proceso de vinificado se incluye un periodo de fermentación alcohólica con control de temperatura, que se extiende durante poco más de veinte jornadas. Maduración en barricas de madera de roble francés por un periodo aproximado de nueve meses.
El vino presenta en copa parada un color apicotado de buena intensidad con algunos reflejos púrpura, matizando en nariz algunos recuerdos de fruta roja madura en sazón, pleno en cuanto a especiados que caminan en segunda instancia, algunos ahumados suaves y un punto final entre floral y balsámico.
Vivo y crepitante durante su arranque en boca, golosa pincelada en el inicio que despliega buena sustancia de fruta y que en el avance se muestra rotundo en cuanto a frescura. Más de fruta negra en boca y su expresión retronasal que en la vía aromática, donde la fruta roja se hace más presente.
Tiene unos taninos golosos y marcados, vino con carácter y mucha personalidad.
Buena y franca seña de persistencia, ofrece buenas credenciales de longitud y llegada, con la retronasal que habla de frambuesas y arándanos, algunos pétalos florales de tono oscuro, violetas; pincelada levemente balsámica, con especiados finos, pimienta; y un final que me deja recuerdos de terrosidad, buena mineralidad, muy sugerente.




Domaine des Garennes ¨Sous les Coutures¨ Saumur Rouge 2013.

Puntos El Alma del Vino ... 16 (20).

martes, 14 de noviembre de 2017

Château La Tulipe de la Garde 2011.

Mi gratitud hacia Ilja Gort, el peculiar bardo de Saint Emilion, por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío en el pasado de varias muestras de sus referencias principales, siendo esta, el buque insignia de sus elaboraciones, la última que he catado y que ahora procedo a compartir con mis lectores habituales del blog.
Château La Tulipe de la Garde en su edición de cosecha 2011 refleja una conjunción varietal con base mayoritaria de la casta merlot, con menores aportes complementarios de cabernet sauvignon y franc. Bajo el asesoramiento enológico del prestigioso Michel Rolland, el vino acredita un periodo de maduración de doce meses en barricas de madera de roble francés.
En copa parada esgrime un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos grana y algunas insinuaciones rubídeas, asomando en su proximidad aromática nostalgias de fruta roja ligeramente confitada, con notas de segunda instancia que derivan hacia pétalos florales rojos, balsámicos y recuerdos torrefactos, esbozos tostados procedentes de la madera de roble.
Hay algunas evocaciones de caramelo en una segunda proximidad, que acompañan al resto de los testigos aromáticos ya mencionados. Elegante en su condición de vino tinto bordelés, adulto y con un buen equilibrio que surge desde el interior de la copa de cata cuando tras unos minutos de aireación, el noble contenido comienza a relatarnos su expresión.
Boca golosa en el inicio, recrea una notable balanza de fruta y madera, punta de acidez bien delineada, con los taninos maduros y pulidos. Franca persistencia, con la retronasal que habla de memorias a ciruelas rojas y cerezas, confituras, guiño licoroso fino, alguna naturaleza silvestre y de jardín, con fondo de regaliz y una huella tostada que recuerda a frutos secos, almendra, caramelo y granos de café.

Château La Tulipe de la Garde 2011.

Puntos El Alma del Vino ... 15,50 (20).




lunes, 13 de noviembre de 2017

Christophe Barbier Vigneron Les Terres Salées 2015.

Hay vinos que tras una inocente manta de falta de popularidad esconden un alma limpia, plena de contenido y sensaciones, hermosas experiencias de cata que pincelan momentos de esos que se recuerdan y que sin duda, gracias a Baco, cuesta olvidar. Es el caso de este Les Terres Salées en edición de añada 2015, un vino que llega sin ruido ni comparsas, y que sin embargo tras el descorche comienza a hablar y lo hace con el idioma del equilibrio y la elegancia.
Monovarietal de la casta bourboulenc, espíritu de La Clape, una hectárea de cepas viejas que reciben la influencia del macizo y de la abundante flora presente en el paisaje, incluyendo la endémica Centaurea corymbosa y la peculiar unidad entre mar y tierra.
Christophe Barbier, perteneciente a una familia de viticultores, nos presenta un vino con aporte de madera de roble francés, pero con una estupenda identidad mineral, en donde la fruta y los atisbos salinos que le acompañan con orgullo fomentan una expresividad que convierte la cata en un progresivo parque de atracciones. El uso de madera nueva aporta al vino untuosidad en boca, señas suaves de fragancia cremosa, el carácter de la bourboulenc que se traduce en buena traza de acidez, acompasada, profundidad, cítricos amables y una nota ahumada en el perfume, que logra una nariz muy peculiar. Escenifica en copa parada un cromatismo amarillo pajizo, con algunos reflejos verdosos y una insinuación dorada ligera. Buen brillo que deja paso a nostalgias olfativas definidas por evocaciones de limón en confitura, mantequilla francesa, ahumados muy finos y resinas balsámicas. Amplitud y prolongada fragancia, abriendo la boca con jugosas notas de fruta, traza fina y prolongada de acidez, frescura y cremosidad que caminan de la mano como novios enamorados, muy sabrosa persistencia, con ese guiño de los cítricos alzado pero controlado. Persistencia plena y en la retronasal apuntes de fruta cítrica, alguna pera de agua, pan tostado y mantequilla, balsámicos y en el epílogo un aire salino lleno de encanto que prolonga la expresividad del vino.




Christophe Barbier Vigneron Les Terres Salées 2015.

Puntos El Alma del Vino ... 18 (20).

domingo, 12 de noviembre de 2017

Celler Grifoll Declara Rosa del Montsant 2015.



Celler Grifoll Declara Rosa del Montsant 2015.

Puntos El Alma del Vino... 16 (20).




Garnacha y cariñena forman la conjunción varietal de esta referencia de la bodega Grifoll Declara, que en su edición de añada 2015 deja que sea la fruta quien dirija de un modo elocuente su cata y degustación. Amable en las formas y en su contacto con boca y paladar, carga frutal que extiende su personalidad de modo apacible y equilibrado, con muy poca influencia descriptora de la madera que le sirve de escolta pero sin mostrar su carácter. En copa parada afirma un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos violáceos e incipientes púrpura, nariz que despliega sensaciones de frutas rojas y negras en sazón, segunda instancia floral y ligeramente silvestre, conduciendo la fragancia hacia tonos balsámicos y alguna brisa especiada dulce de menor recorrido.
Boca golosa, jugosa, avance en donde la frescura del vino se desarrolla en paralelo a la traza de acidez, fluidez y envolvencia, un vino suave que sin embargo posee la virtud de una sabrosa complejidad. Taninos maduros y afinados, estupenda clave de persistencia, dejando en la retronasal evocaciones de arándanos, cerezas y fresas de mata, pétalos de rosas rojas y balsámicos que se conjugan junto a un atisbo procedente de su breve paso por roble, bombón inglés y sapidez bien definida. Lo califico en esta añada 2015 como muy recomendable.